El presidente Mauricio Macri firmó el DNU que endurece los controles migratorios y permite la expulsión de extranjeros sin condena de la Argentina. Curiosamente, el jefe de Estado es hijo de un inmigrante que, de haberse aplicado esta normativa en el pasado, habría sido expulsado por sus problemas con la Justicia.

El decreto 70/2017 establece que un extranjero que tenga al menos un procesamiento en la Justicia argentina puede ser expulsado por las autoridades. No conforme con eso, impone un proceso "sumarísimo" que en pocas semanas permite a la Dirección Nacional de Migraciones echar a un inmigrante del país.

Sin embargo, esta violación de la presunción de inocencia habría afectado al padre del hoy presidente, Franco Macri. En 1997, el por entonces dueño de Sevel fue investigado por presunto contrabando de vehículos Fiat y Peugeot. En esa causa tramitada en el fuero Penal Económico estuvieron en la mira varios directivos de Sevel, entre ellos el propio Mauricio Macri.

Según la acusación, los Macri se aprovecharon de un régimen especial para cobrar reintegros a las exportaciones a través de ventas ficticias a una sociedad de su propiedad radicada en Uruguay. Una vez que las autopartes llegaban al vecino país, se ensamblaban para producir vehículos terminados, que luego eran importados desde la Argentina sin pagar los correspondientes impuestos aduaneros, ya que la normativa permitía a usuarios particulares importar "por única vez" vehículos sin pagar esos tributos. La norma estaba pensado para usuarios que vinieran a radicarse a la Argentina y trajeran sus vehículos desde el exterior, no para empresas que eran comerciantes habitualistas del sector automotriz.

Por esta causa, Franco Macri fue procesado por el juez Guillermo Tiscornia, y su decisión ratificada por la Cámara Nacional, que a su vez trabó en el año 2000 un embargo sobre el empresario de origen romano de 5 millones de pesos, en plena Convertibilidad. Luego, la causa fue tomada por el magistrado Carlos Liporace, que en 2001 tomó la misma determinación para quien eran en ese momento el presidente de Boca.

Según el DNU de este lunes, de haber estado vigente en aquellos tiempos el patriarca del clan Macri debería haber sido expulsado del país, ya que la norma establece que cualquier extranjero con auto de procesamiento o similar debe ser deportado en un proceso "sumarísimo".