En estos días el gobierno de Mauricio Macri está en conflicto con los gremios docentes por el reclamo de estos últimos de que se convoque a una paritaria nacional para discutir el piso de la negociación salarial para las provincias y la ciudad de Buenos Aires.

Cambiemos quiere la descentralización de la paritaria y que tenga un incremento de no más del 18%, acorde con lo que estiman será la inflación para este año. Los gremios docentes exigen una paritaria nacional con un aumento de no menos del 25%. El costo fiscal para el diferencial salarial (18% a 25%) para las provincias ascendería a 20.794 millones de pesos.

"La cifra es menos del 29,7% de los 70.000 millones de pesos que el Gobierno le condonó al Correo Argentino por la deuda que contrajo desde que cuando era manejada por los Macri", explicó a El Destape economista Eva Secco, integrante del equipo del Centro de Económia Popular Argentina (CEPA).

"Y con el 70% restante soluciona el problema de los programas socioeducativos. Lamentablemente prioriza sus propios intereses por sobre el de la educación. Macri hablaba de educación en la campaña y ahora reduce el presupuesto en el área", afirmó a El Destape el secretario general de UTE, Eduardo López. Sobre esto último, datos oficiales de la cartera que dirige Esteban Bullrich reflejan que sobre un presupuesto total de $ 100.411.095.735, decidió no ejecutar $ 12.094.243.409,78.

Según el documento del CEPA, firmado por su director Hernán Letcher y basado en un informe indicativo de salarios docentes de la Coordinación General de Estudio de Costos del Sistema Educativo del Ministerio de Educación y Deportes, todas las provincias (excepto Salta) pierden fuertemente poder adquisitivo en términos reales. En promedio, se retrajo 9,90% en 2016.

Las provincias más afectadas han sido Santa Cruz (14,64%), Mendoza (13,67%), Corrientes (12,65%), Neuquén (12,03%), Catamarca (11,54%), San Juan (11,43%) y Formosa (10,12%) superando el 10% de pérdida salarial.

Embed

"El informe confirma la debacle que teníamos hace un año. El año pasado el gobierno decía que la inflación iba a ser de entre un 20 y 25% y nosotros que iba a ser superior al 40%. El IPC de la Ciduad terminó diciendo que fue del 41%", comentó López.

Asimismo, CEPA apunta que los gastos en educación representan el 28,35% en el promedio de gasto provincial y prácticamente el 21% del gasto provincial total promedio es destinado exclusivamente a sueldos docentes, dado que sobre el presupuesto de educación del total de las provincias los recursos destinados a salarios docentes orillan el 77%.

Los salarios docentes tuvieron aumentos nominales que se ubicaron entre 21,80% (Mendoza) y 41,25% (Salta), lo que refleja una fuerte dispersión de los salarios. El promedio del aumento de las 24 provincias resultó de 30,06%, en un 2016 donde la inflación fue del 40%, según el Observatorio de Datos Económicos y Sociales de la CGT.