El ex jugador de Boca Sergio Araujo aterrizó en Grecia para jugar en el AEK de Atenas y sin jugar un partido ya es ídolo. Decenas de hinchas armaron un increíble fiesta para recibirlo con bengalas, canciones y mucho color.

LEÉ MÁS: Totti eligió una parte de Messi y otra de Maradona para armar el 10 perfecto

En las cercanías del aeropuerto donde aterrizó el avión que trasladó al jugador desde España a Grecia, los fervientes seguidores del AEK vivaron a su nuevo refuerzo y ya se ilusionan con sus goles.

Embed

Araujo la rompió en el último tramo de la camiseta del AEK prestado por UD Las Palmas y llamó la atención de varios clubes, pero el club griego consiguió renovar la cesión por un año más.