Con final abierto en distritos importantes, terminaron las PASO 2017. Ya están definidas las candidaturas que competirán en los comicios generales de octubre y que definirán al nuevo Congreso de la Nación. Y marcan una realidad: si los resultados de estas elecciones se repiten en octubre, Cambiemos ampliaría su bloque en el Senado.

En caso de que Cambiemos retenga la diferencia de votos en octubre, sumará ocho bancas en el Senado, mientras que el PJ-FPV perdería seis escaños aunque seguiría siendo mayoría. Esta estimación mantiene como primero en la provincia de Buenos Aires a Esteban Bullrich, que en un escandaloso conteo de votos se impone por 0,08 por ciento a Cristina Kirchner pero sin contabilizar mesas de la primera y tercera sección, donde se impuso Unidad Ciudadana.

El oficialismo en el Senado pasaría de tener 15 bancas a 23. El PJ-FPV, que actualmente cuenta con 41 escaños (con aliados incluidos) se quedaría con 35, dos menos que el quórum, aunque los posicionamientos políticos dentro de ese bloque todavía no se pueden pronosticar, por lo que el número puede variar.

Esto es porque Cambiemos se impondría en Santa Cruz, Jujuy, San Luis y, en principio, Buenos Aires, por lo que sumaría dos bancas en cada una. Mientras tanto, pierde pero suma un escaño en Formosa, La Rioja, San Juan y Misiones.

El bloque mayoritario arriesga las dos bancas de mayoría por Buenos Aires, Jujuy, San Juan, Formosa, Santa Cruz, La Rioja y Misiones, donde además se juega el lugar de Sandra Giménez, que pese a tener un monobloque actúa como aliada de la bancada mayoritaria. En tanto, el oficialismo sólo pone en juego las bancas de los radicales Silvia Giacoppo en Jujuy, Luis Naidenoff en Formosa y Alfredo Martínez en Santa Cruz, y la del aliado peronista Roberto Basualdo en San Juan.