La empresa Metrogas comenzará a distribuir en las próximas semanas las facturas de gas con los consumos del período abril-agosto, sin aumentos de tarifas, y que los usuarios podrán pagar hasta en cuatro cuotas.

"Nadie va a recibir aumentos en estas facturas. Estamos facturando nuevamente con lo que indica el fallo (de la Corte Suprema de Justicia), que es retrotraer las tarifas a marzo durante el período abril-agosto, cuando no estábamos emitiendo facturas", explicaron a Télam fuentes de Metrogas.

La empresa tiene que emitir más de seis millones de facturas para 2,3 millones de clientes, debido a que no se confeccionaron en los meses que rigió el fallo de la Corte que retrotrajo los aumentos a marzo para los usuarios residenciales.

"La facturación está en proceso, hay que poner a punto la parte informática para que calcule con los cuadros anteriores y después imprimir, ensobrar y enviar; calculamos que en dos semanas estarán llegando a los hogares", indicó la fuente de Metrogas.

Las nuevas facturas vendrán con cada mes por separado y distintas fechas de vencimiento. Cada boleta tendrá dos cupones, con la posibilidad de pagar de forma bimestral o cada mes por separado, y en el caso de que el usuario haya realizado pagos en los últimos meses, el monto vendrá acreditado.

Por otra parte, como lo estableció el fallo de la Corte Suprema, si el cliente lo requiere puede ir a la oficina comercial de la distribuidora y pedir un plan de cuatro cuotas consecutivas y sin interés.

"Las facturas del gas llegan sin el aumento, ya que el ajuste comenzará a regir en noviembre, después de la resolución del Ministerio de Energía que se prevé para octubre", aclaró el representante legal de Consumidores Libres, Héctor Polino. "Los que pagaron las facturaciones con el aumento tienen un crédito a su favor, que se les irá descontando de las facturaciones que adeudan hasta cubrir ese crédito", explicó.

Otra de las distribuidoras, Camuzzi Gas Pampeana, aclaró que se dio inicio "al procesamiento y posterior distribución de facturas dentro de toda el área de concesión, en un todo de acuerdo a las directivas emitidas por el Enargas en sus resoluciones 3960 y 3961, tras el dictamen de la Corte Suprema de Justicia de la Nación".

La empresa puntualizó que "en las facturas de los usuarios R (residenciales) se aplicarán los cuadros tarifarios vigentes al 31 de marzo de 2016 y para los usuarios SGP (comercios y PyMES, principalmente) regirán los valores vigentes desde el 1º de abril de 2016, contemplando un tope máximo a facturar del 500% de incremento con respecto al mismo período facturado" en 2015.

En declaraciones a radio Belgrano, Polino indicó además que las pymes "recibirán las facturas con el aumento del 500%, pero tal vez cuando salga la resolución, en octubre, se aclare algo en relación a este aumento y también la tarifa social".

También, criticó la forma en que se pretende aplicar la tarifa social: "no es posible que todos los años los usuarios deban hacer tres trámites, por el agua, por la electricidad y por el gas". "Nosotros creemos que si hay un usuario que merezca la tarifa social, debería tener un certificado que establezca que un solo trámite sea válido para las tres empresas", evaluó.

En abril, el Gobierno dispuso un aumento tarifario para el consumo de gas que generó una serie de amparos, y finalmente el fallo de la Corte Suprema de Justicia frenó el aumento para usuarios residenciales, y estableció que era de cumplimiento obligatorio realizar la audiencia pública previa para establecer un nuevo cuadro tarifario.

Tras las audiencias públicas que concluyeron el domingo pasado, el Ministerio de Energía y Minería informará en los primeros días de octubre el cuadro tarifario final, que regirá desde octubre con un aumento promedio de 203%.

En esta nota