El presidente estadounidense Donald Trump dio un paso más en la escalada bélica en oriente medio al lanzar la bomba no nuclear más potente del mundo y que es conocida como "la madre de todas las bombas".

Desarrollada a comienzos de siglo, en base a la BLU-82 utilizada en la Guerra de Vietnam, se la denominó con el nombre de GBU-43. Incluso, en el 2003 fue enviada a Irak pero finalmente no fue lanzada.

La ´Mother Of All Bombs', es la forma que decidieron utilizar para el nombre original que significa 'Massive Ordenance Air Blast'.

La primera vez que se probó fue el 11 de marzo de 2003 en la Base Aérea Eglin, en la Florida, con una carga superior a las 8 toneladas.

El alcance destructivo de la GBU-43 es de 1.500 metros y, por su gran tamaño, debe ser lanzada por un avión de carga C-130.

Las medidas del artefacto bélico son 9170 mm de largo, 1029 mm de diámetro y pesa 9,5 toneladas, de los cuales 8.4 son explosivos.

La bomba en acción:

Embed

En esta nota