La flexibilización laboral está a la vuelta de la esquina: su primer tramo empezará durante el primer trimestre del 2018. Será sectorizado y paradójicamente los conejos de indias serán aquellos rubros donde creció la actividad.

LEÉ MÁS: Otro golpe a Mar del Plata: Importante panadería anuncia su cierre y despide a su personal

Los "targets" del Gobierno serán aquellas actividades con un nivel alto de demanda laboral, en paralelo con un endeble y poco combativa sindicalización o bien con dirigentes cercanos al macrismo.

Según Ambito Financiero, los primeros que sufrirán las reformas serán los que trabajan en la "Nueva Economía" (MercadoLibre, Despegar.com, OLX y Globant), como también los sectores tecnológicos, donde los trabajadores "son los de mayor permeabilidad a los cambios laborales que se buscan implementar".

macri y marcos galperin.jpg

"La intención es mostrar que modificando estructuras actuales 'anquilosadas', en poco tiempo el gobierno podría mostrar a la sociedad que la mala imagen de la flexibilidad laboral es un mito, y que en realidad se trata de un mecanismo válido para reducir costos y aumentar la capacidad productiva de las empresas", asegura en su nota Carlos Burgueño.

El Gobierno busca replicar el acuerdo de enero en los petroleros para explotar Vaca Muerta. También, buscan aplicar las reformas en el sistema financiero, que es el sector que más creció desde Macri Presidente. Allí, deberán afrontar a Sergio Palazzo, titular de La Bancaria y de La Corriente Federal, la rama de gremios hoy más cercana a la ex presidenta Cristina Kirchner.

La modificación del convenio colectivo de Vaca Muerta implicó la reducción de trabajadores por excavación y una baja en los salarios del 40%. Esto se hizo con la promesa de aumentar el nivel de empleo en el sector, pero los números mostraron otra cosa: entre enero (mes de la firma del convenio) y junio de este año, el sector de "explotación de minas y canteras", que incluye al sector petrolero, pasó de 80.100 trabajadores registrados a solo 77.700.