El Gobierno nacional oficializó la aprobación del pago de 350 millones de pesos a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) correspondiente a la "rescisión bilateral" del programa Fútbol para Todos, iniciado en 2009.

"Apruébase el gasto de pesos 350.000.000 correspondiente al Acta Acuerdo de Rescisión Bilateral suscripta en fecha 24 de febrero de 2017 entre la Secretaría General de la Presidencia de la Nación y la Asociación del Fútbol Argentino", expresa el artículo 1 de la Decisión Administrativa 150/2017, publicada en el Boletín Oficial.

La medida se da en medio de la incertidumbre sobre el reinicio de los torneos oficiales luego de que el gremio de futbolistas decretara un paro hasta tanto los clubes no salden las deudas que mantienen con sus planteles, y mientras se aguardaba que el Gobierno deposite el dinero acordado días atrás.

"Resulta de vital importancia la reanudación del torneo, por los aspectos sociales, económicos y financieros involucrados en la gestión de las asociaciones civiles que integran la AFA", expresa el Acta Acuerdo firmado entre la AFA y el Gobierno, que asume la responsabilidad de abonar los 350 millones de pesos "dentro de los cuatro días de recibida la constancia fehaciente de la aprobación asamblearia, en una cuota".

La AFA realizó su asamblea el pasado viernes, por lo que se esperaba que el Gobierno deposite el dinero el miércoles, luego de los feriados por carnaval, pero eso no ocurrió, lo que profundizó el conflicto entre el gremio y los clubes.

Embed

El acuerdo también establece la obligatoriedad de la AFA a "transferir la totalidad de los montos que perciba" a los clubes, con la facultad de retener hasta un máximo equivalente al 5 por ciento "en concepto de gastos operativos".

"El envío de los fondos mencionados deberá efectuarlo la AFA mediante transferencia bancaria a una cuenta abierta a nombre del club de fútbol que corresponda o cheque al día emitido a favor de la entidad", añade el artículo2.5 del Acta Acuerdo. Ayer, tras una reunión realizada en la sede de la AFA, Agremiados mantuvo su postura de no reiniciar la competencia oficial hasta que los clubes no abonen a los futbolistas los montos adeudados, por lo que el reinicio de los torneos, previsto para este fin de semana, continúa siendo una incógnita. El contrato entre el Estado argentino y la AFA había sido firmado el 20 de agosto de 2009, en medio de un conflicto entre los clubes y la empresa Televisión Satelital Codificada (TSC), dueña de los derechos de televisación de los torneos de Primera División y de la B Nacional.