El juez Ariel Lijo delegó en el fiscal federal Gerardo Pollicita la investigación por presunto encubrimiento de la causa AMIA contra la expresidenta Cristina Kirchner. En el primer día luego de la feria judicial, el magistrado impulsó además varias medidas de prueba.

La denuncia de Nisman aseguraba que el Gobierno kirchnerista "cambió" la impunidad de los imputados iraníes por el atentado ocurrido en 1994 por acuerdos comerciales con el país persa. La vía, según la hipótesis del ex titular de la UFI AMIA, fue el memorándum de entendimiento firmado en 2013. Dos días después de presentarla, el ex titular de Interpol, Ronald Noble, lo desmintió.

Además de Cristina Kirchner y Timerman, fueron denunciados Andrés Larroque, Jorge Alejandro "Yussuf" Khalil, Héctor Luis Yrimia, Luis Ángel D`Elia, Fernando Esteche y Ramón Allan Héctor Bogado.

ariel lijo.jpg

En su momento, Pollicita pidió unas 50 medidas de prueba para determinar la eventual responsabilidad de los funcionarios, entre ellos Cristina Kirchner. Pero la denuncia fue rechazada en cinco oportunidades hasta que la Cámara de Casación la reactivó a finales de 2016.

Un punto por dilucidar es si la causa quedará finalmente en el juzgado de Lijo o si el polémico Claudio Bonadio la pedirá, ya ue existe otra denuncia similar por "traición a la Patria" que realizó el fiscal ante la Cámara de Apelaciones Germán Moldes.