El exvicepresidente Amado Boudou comienza a ser juzgado en juicio oral y público por la compra de la ex Ciccone Calcográfica y en donde está acusado de negociaciones incompatibles con la función pública y cohecho. A los pocos minutos de comenzar, Boudou pidió un cuarto intermedio hasta el martes próximo.

Poco antes del juicio otro de los acusados, Alejandro Vandenbroele, sindicado "testaferro" de Boudou cambió de abogado, puesto que hasta ayer tenía a la abogada Liliana Cobas y hoy ya cuenta con la defensoría oficial a cargo de Paola Bigliani.

Junto a Boudou serán juzgados su amigo, el empresario José María Nuñez Carmona; el abogado Alejandro Vandenbroele, titular de The Old Fund; a Rafael Resnnick Brenner, jefe de asesores de la AFIP; Guido Forcieri, exfuncionario del Ministerio de Economía; y Nicolás Ciccone, antiguo dueño de la empresa.

La causa judicial se inició en 2012 y, al ser citados como testigos Ciccone y su yerno, Guillermo Reinwick, refirieron que Boudou había participado de un encuentro con ellos en las oficinas del canal Telefé el 29 de julio de 2010, y luego de otro el 1 de septiembre del mismo año en el restaurante I Fresh Market, mientras se estaba definiendo la venta de la ex Ciccone Calcográfica.

Según la acusación, Boudou accedió a gestionar un plan de salvataje de la empresa, cuyo principal acreedor era la propia AFIP, a cambio de quedarse con el 70% del capital accionario de la firma a través de The Old Fund.

Precisamente, en el juicio la parte acusatoria deberá probar el vínculo entre Boudou y Alejandro Vandembroele. The Old Fund fue la firma compradora de Ciccone, que luego fue contratada por la Casa de la Moneda para la impresión de billetes.

Boudou en juicio por Ciccone