A través de una columna de uno de los jefes editorial del diario, Clarín salió a atacar la marcha docente y a defender una lamentable nota publicada el domingo sobre dos chicos que fueron usados por el matutino para atacar a la escuela pública.

"Marcha grande, educación chica", se titula la nota que escribió Ricardo Roa, editor en jefe del diario del grupo que conduce Héctor Magnetto. "Gran marcha docente, que se hace más grande con el caos de tránsito de cada día. Efecto buscado y conseguido", afirma con rabia Roa.

Y denuncia sin pruebas: "A la marcha van docentes de las provincias. No todos los que marchan son docentes y no todos los docentes marchan".

Roa en el párrafo siguiente intentó hacer una insólita defensa de la lamentable nota del diario donde usaron a dos nenes, uno de escuela pública y otro de privada, para atacar a la educación pública, la misma a la cual ataca desde el presidente Mauricio Macri hasta el ministro de Educación, Esteban Bullrich.

"Este domingo Clarín mostró la diferencia entre dos chicos de primer grado y del mismo barrio. Uno yendo a clases a una privada y otro que perdió la mitad de los días en una pública. El de la privada había empezado tres cuadernos. El de la pública sólo uno", afirmó Roa en su nota.

Y atacó a la escuela donde asiste uno de los chicos de la nota porque los directivos de la misma salieron a criticar a Clarín. "Algunos maestros dicen que esto no es nada. Un llamado Colectivo de Docentes de esa escuela dijo que los cuadernos no reflejan todo lo que se aprende en la escuela. Es cierto. También dijo que la huelga es una lección para los chicos. Una huelga es una huelga. Si quieren enseñarle algo a los chicos, que sean las materias de grado".

En esta nota