Los asalariados varones en la Ciudad de Buenos Aires tienen un ingreso laboral promedio de $ 17.229. Las mujeres, en cambio, perciben $ 14.423, casi 20% menos que los hombres.

En el caso de los hombres, la mitad de ellos gana menos de $ 15.000, mientras que en el caso de las mujeres la cifra baja a $ 12.000. Los datos surgen de la Encuesta Trimestral de Ocupación e Ingresos (ETOI) que realiza el Gobierno porteño y que tiene por objetivo obtener estimaciones permanentes de indicadores del mercado de trabajo y de ingresos.

Embed

El ingreso promedio en la ocupación principal es de $ 15.852, con una brecha significativa entre varones ($ 17.492) y mujeres ($ 14.033). Los ocupados le dedican a su trabajo principal 37 horas semanales en promedio: los varones suman 5 horas más que las mujeres (40 horas y 35 horas respectivamente). También ganan más por hora ($ 111 y $ 102, respectivamente).

La mitad de los ocupados tiene un ingreso laboral de $ 13.000 o menos. Los puestos de alta calificación (profesional y técnica) tienen un ingreso medio que supera en 79% al correspondiente a baja calificación (operativa y no calificada): $ 20.500 y $ 11.447.

Según este sondeo, al 73,3% de los asalariados se les efectúan descuentos jubilatorios (reciben $ 17.777 frente a $ 10.392 de los que no tienen aportes de este tipo). El 47,5% de los hogares cuenta con ingresos laborales en forma exclusiva, 21% solo con recursos no laborales y 30,6% combina ambas fuentes. En particular, uno de cada siete hogares se mantiene únicamente de jubilaciones y/o pensiones.

LEER MÁS: Sobre la economía, Dujovne lanzó: "No podemos hacer magia"

El 77,5% de la masa de ingreso total individual corresponde a ingresos laborales y el 22,5% restante a ingresos no laborales, indica el relevamiento. En lo que respecta a los ingresos no laborales, casi $ 70 de cada $ 100 corresponden a jubilaciones y/o pensiones (15,7% de la masa de ingreso total individual).

Las ramas de servicios concentran el 69,9% de los ocupados, los que obtienen en la actividad un ingreso promedio de $ 17.403, por encima de Industria y Construcción ($ 14.468) y de Comercio ($ 13.742). Los asalariados de la Ciudad representan el 77,7% del total de la población ocupada, tienen un ingreso laboral promedio de $ 15.840 y una mediana de $ 13.500. Los trabajadores por cuenta propia tienen un ingreso de $ 11.827 ($ 13.869 los varones y $ 8.976 las mujeres) y para la mitad de ellos no supera los $ 8.000.

El 60,5% de los ocupados cursó estudios superiores (terciarios o universitarios); 23,1% del total no los completó y tiene un ingreso laboral de $ 15.357 y un 37,4% los finalizó y percibe en promedio $ 21.185. Los ocupados con hasta secundario representaron el 39,5% del total: el 19% no completó ese nivel (su ingreso laboral es de $ 9.413) y el 20,5% lo hizo (con ingresos de $ 12.721).

Los jefes de hogar (57,7% de los ocupados) tienen un ingreso laboral que promedia los $ 17.320, con marcadas diferencias por sexo: los varones ganan $ 19.071 y las mujeres, $ 14.382.

En esta nota