Los alquileres se dispararon 50% el año pasado en la Ciudad de Buenos Aires en un año. La suma del alza de renta y expensas fue superior a la inflación de 2016, que alcanzó el 41%, de acuerdo al Gobierno porteño.

Embed

La principal explicación de los fuertes aumentos se explicó por los gastos de consorcio, que se incrementó un 60% en sólo 12 meses, según relevó Ámbito Financiero. Además, los tarifazos significaron un alza más que considerable. La luz de mayo a mayo tuvo una suba promedio del 100% y el gas, entre idas y vueltas, se paga hoy hasta un 600% más que un año atrás.

El agua se incrementó hasta un 375% en 2016, a lo que se le sumó 20% a partir de febrero de este año. En tanto, la tasa de Alumbrado, Barrido y Limpieza (ABL) ascendió 40%.

LEER MÁS: El 50% no puede pagar un alquiler en la Ciudad de Buenos Aires

Según un informe elaborado por Properati tomado por la periodista Belén Fernández en el matutino, las expensas promedio en los departamentos porteños eran de $ 1.150 en abril de 2015 para una unidad de 50 m2; mientras que dos años después pasó a $ 2.050.

A estos aumentos debieron sumarse los incrementos de los alquileres, que fueron del 32% anual, con un alza del 60% en los contratos de renovación, según midió Inquilinos Agrupados. “Por eso exigimos un índice que regule el aumento de los alquileres, ya que no logramos que sea un servicio que mida el INDEC", disparó Gervasio Muñoz, titular de la organización.

En esta nota