El Ministerio de Educación porteño de Soledad Acuña empeoró la crisis de las vacantes. Este año hubo 12.000 chicos que se quedaron sin poder asistir a las escuelas públicas. El Gobierno porteño se negaba a entregar la información pese a ser pública. A la par, intenta crear un programa que garantice el trabajo gratuito de los alumnos al final de las secundarias.

En 2016, quedaron 11.432 alumnos sin lugar en los colegios públicos. En 2017, la situación se agravó, ya que afectó a 11.958. La cifra la comunicó la cartera porteña por un recurso de amparo presentado por Myriam Bregman y Patricio Del Corro, luego de reiterados pedidos de la Justicia, según pudo saber El Destape.

De acuerdo a un informe del Frente de Izquierda, el mayor problema se dio en el nivel inicial, donde 10.480 quedaron excluidos del sistema educativo o debieron asistir a jardines privados. En las primarias, el déficit fue de 872 al inicio del ciclo lectivo, mientras que en las secundarias, de 606.

LEER MÁS: Presentaron una cautelar contra la reforma educativa de la Ciudad

La peor parte la llevan las escuelas del sur de la Ciudad, donde hay mayores falencias edilicias. “El otro hecho que agrava esta situación es la sobrepoblación en las aulas. De ello puede dar fe cualquier docente que se encuentra con esta situación”, explicaron los candidatos porteños del FIT en el minucioso reporte.

Para el año próximo, el déficit puede aumentar. “El Gobierno de la Ciudad informó estar realizando un censo sobre la capacidad de sus aulas, lo cual es una burla a miles de familias porteñas después de más de 10 años de gobierno de la misma fuerza política”, esgrimieron.

La raíz de la crisis de las vacantes radica en el recorte presupuestario, ya que el de 2017 fue el más bajo de la historia: de representar el 27,8% en 2012 cayó al 18,5% este año.

Mientras, la ministra que responde a Horacio Rodríguez Larreta insiste en llevar adelante una reforma educativa que imponga pasantías no remunerativas en el último año de la secundaria, denominado “Escuela del Futuro”.

Los asesores tutelares Mabel López Oliva y Gustavo Moreno presentaron una cautelar en contra de la aplicación no consulta de esta modificación y pidieron el caso sea tratado por la jueza en lo Contencioso Administrativo Elena Liberatori, ya que es quien ha llevado las causas sobre el tema. Todo esto fue rechazado por la magistrada Andrea Danas, por lo que los defensores de menores apelaron su fallo.

El recurso, presentado hoy según le indicaron fuentes judiciales a este medio, se apoya en la insuficiencia de información pública y oficial de la reforma educativa, y la necesidad de establecer un procedimiento previo para la participación activa estudiantil en el nuevo plan de estudios.

López Oliva y Moreno explicaron que la instauración de pasantías debe ser aprobado por la Legislatura de la Ciudad, ya que actualmentente las prácticas educativas se encuentran contempladas en la ley 3.541, que además establece que son voluntarias. Por todo ello peticionaron la suspensión de la implementación de la nueva currícula por un año. El recurso deberá ser resuelto por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo y Tributario.

Todo sucede en medio de una embestida de los superiores jerárquicos contra los asesores tutelares de primera instancia, a quienes les prohibieron seguir la reforma educativa y pasarle todas las investigaciones a la interina Ana Cueva Rey.

En esta nota