Los trabajadores de Atanor se despertaron con la noticia de que la empresa química cerró sus puertas y los dejó sin trabajo. Nadie de la empresa comunicó la medida que fue anunciada con un cartel en la puerta de la compañía durante la madrugada.

"Hay ochenta familias que quedaron sin sustento", explicó Néstor Carrizo, del sindicato de petroquímicos por Radio 10. El gremialista dijo que cerraron las dos fábricas de la compañía que estaban en Munro y en Baradero.

"Es una falta de respeto que lo comuniquen con un cartel", afirmó Carrizo, quien dijo que es una insensibilidad que permiten los funcionarios del Gobierno.

Embed

"Lamentamos informar que la Planta cesará con su actividad productiva", afirmaba el cartel de la compañía que además decía "por más información llamar a RRHH".

"´Asustar para ajustar´ es el lema que hemos puesto para explicar lo que hace el Gobierno. Primero asustan y después nos ajustan intentado que aceptemos una baja de salarios", explicó Carrizo, quien contó que la semana pasada la petroquímica Carboclor, de Campana, bajó un 35 por ciento de los salarios.

LEER MÁS: Denuncian que un plan del Gobierno esconde una brutal precarización

En esta nota