En el marco de un paro nacional de trabajadores estatales, una enorme columna se movilizó desde el Obelisco hasta el Ministerio de Modernización de la Nación, donde el secretario general de ATE Capital, Daniel Catalano, exigió el llamado a paritarias sin techo, el fin de los despidos, y el pase a planta permanente de todos los estatales.

"El Gobierno nos quiere imponer un 18% de aumento, pero para poder discutir el salario de este año tenemos que recuperar el 10% de salario que perdimos el año pasado por la inflación", afirmó Catalano. Además, repudió la represión de la protesta social, respaldó el reclamo docente y resumió: "Todos los estatales somos Roberto Baradel".

"Nuestro reclamo no es caprichoso, porque los empleados públicos dedicamos todo nuestro salario a pagar el alquiler, expensas, impuestos, y centralmente se va en los alimentos, que son lo que mas aumenta en este país", expresó el referente sindical. Y agregó que "este gobierno tiene que tener en claro que le pedimos un modelo económico inclusivo, que cuide el salario de los trabajadores y la productividad".

LEER MÁS: La incómoda "bienvenida" a Mauricio Macri en Castelar

Catalano compartió el escenario con referentes de ATE de todo el país, como Jorge Hoffmann (Santa Fe), Carlos Quintriqueo (Neuquén) y Matías Brizuela (Jujuy), entre otros. Hugo Yasky (CTA de los Trabajadores), Sonia Alesso (CTERA), Roberto Baradel (SUTEBA) también acompañaron a los estatales, en su reclamo por la apertura de paritarias.

Yasky declaró que "a los que quieren que aceptemos un aumento miserable, la mejor respuesta es estar en la calle y decirle basta a este ajuste" y adelantó que con este contexto se avecina "una segunda Marcha Federal" muy pronto. Catalano respaldó a Baradel y sostuvo que ante los ataques mediáticos y oficiales, "los trabajadores lo elegimos como modelo de cuadro sindical, como compañero de batalla, como maestro, como padre, como compañero".

En esta nota