Familiares y amigos de uno de los sospechosos por el femicidio de Anahí Benítez marcharon a los Tribunales de Lomas de Zamora para reclamar la libertad de Marcos Bazán que se encuentra detenido junto a Marcelo Villalba.

"Liberen a Marcos. Verdadera justicia para Anahí. Perejiles no", rezaba una de los carteles, mientras que otro exigía que “Busquen bien al verdadero asesino. Bazán inocente".

Bazán fue detenido luego de que un perro sabueso marcara su casa como el lugar en donde estuvo la joven y que se encuentra situada a unos 300 metros de donde hallaron semienterrado el cuerpo Anahí en la reserva Santa Catalina de Lomas.

LEÉ MÁS: "Me falta tu amor, tu voz y tus abrazos; estoy vacía", expresó la mamá de Anahí

Las fiscales Verónica Pérez y Fabiola Juanatey del caso pidieron la prisión preventiva del sospechoso ya que le dan una importancia preponderante a la labor que hizo en su domicilio el perro Bruno de la División Canes de la Secretaría de Seguridad del Municipio de Escobar y al testimonio de su entrenador, Diego Tula.

"El perro percibe rastros de olor de la víctima en la cocina comedor" y se dirigió luego hasta "un cuarto de madera con recubrimiendo de aluminio y bolsas de nylon", señalaron las fiscales en referencia al lugar donde Bazán criaba "hongos".

Las fiscales remarcaron que, según el entrenador del perro, "Anahí no había salido con vida del lugar", ya que "el cuerpo ya no liberaba olor al momento de perder la vida".

Según la acusación, luego se procedió a darle al perro una muestra olfativa del imputado y "el can comenzó brevemente a escarbar el pozo donde fuera hallado el cuerpo".

Junto a Bazán, se encuentra detenido Marcelo Villalba quien tenía en su poder el celular de la Anahí y luego fue hallado su ADN en el cuerpo de la víctima.

LEÉ MÁS: Caso Anahí: allanan la casa del hombre donde se encontró el celular

Para las fiscales ambos mataron a la adolescente y, según las pericias, Villalba abusó sexualmente de ella.

No obstante, la novia de Bazán, Florencia, quien participaba de la protesta, señaló que "no hay ninguna prueba contundente" en contra del acusado.