La diputada Elisa Carrió reconoció por Twitter que "la primera detención" de la dirigente de la Tupac Amaru Milagro Sala "pudo haber sido arbitraria". Sala lleva presa más de un año y cinco meses.

"La primera detención de Milagro Sala puede haber sido arbitraria pero no las siguientes por defraudación al estado y asociación ilícita", escribió Carrió.

Embed

Milagro Sala fue detenida por primera vez por el acampe de la Tupac Amaru en la Plaza principal de Jujuy, en pedido de que el Gobernador Gerardo Morales no ajuste. El supuesto delito cometido fue “instigación a cometer delitos” y “tumulto en concurso real”. Sin embargo, el derecho a protesta -considerado dentro de la libertad de expresión- está permitido por la Constitución Nacional.

Frente a las críticas, la carátula de la causa cambió a "defraudación al estado y asociación ilícita". Por ello, Carrió afirma que la detención "pudo haber sido arbitraria". Para los organismos de derechos humanos, el encarcelamiento de la dirigente es "arbitrario" y representa un "ataque a la libertad de protesta y expresión".

En esta nota