La diputada Elisa Carrió consideró este martes que el presidente Mauricio Macri "tiene derecho a respaldar" al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, si lo cree inocente pero volvió a disparar contra la número dos del organismo, Silvia Majdalani, al afirmar que "hace espionaje" en su contra.

"Hice lo que tenía que hacer", aseveró la líder de la Coalición Cívica y aliada de Cambiemos en declaraciones a la prensa realizadas cerca del mediodía en la puerta de los Tribunales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro, adonde se presentó para ratificar su denuncia contra Arribas.

Así lo hizo en el juzgado federal de Ariel Lijo, quien subroga en el marco de la feria judicial a su par Rodolfo Canicoba Corral, sobre quien recayó la investigación de la denuncia realizada por Carrió contra el titular de la AFI, quien, a su vez, en las próximas horas daría a conocer un comunicado en respuesta a las acusaciones en su contra.

En ese marco, al ser abordada por la prensa al salir de la sede judicial, Carrió sostuvo que el presidente Mauricio Macri "tiene derecho a respaldar" a Arribas, quien fue denunciado por el cobro de una suma de dinero por parte de un operador vinculado con la constructora brasileña Odebrecht, investigada en Brasil en el marco del Lava Jato por el pago de sobornos.

Allí, volvió a cargar contra la número dos de la AFI, Silvia Majdalani, cuya designación en el organismo viene cuestionando desde el inicio de la gestión de Cambiemos, al señalar que "hace espionaje" en su contra.

En diálogo con la prensa, Carrió dijo haber hablado con el presidente Macri sobre la situación de Arribas y estimó que el mandatario "tiene derecho a respaldarlo porque cree que es inocente".

Si bien aclaró que "no confía" en Canicoba Corral, dijo que "ojalá" la Justicia pueda determinar la inocencia del titular de la AFI.

Por otro lado, cuestionó también al titular de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, a quien calificó de "persona peligrosa", tras señalar que es ese cuerpo el que actualmente tiene el control de las escuchas judiciales.

Por último, se mostró en contra de los pedidos de apartamiento de Arribas y sostuvo que "el funcionario tiene derecho a la defensa".