La diputada Elisa Carrió pidió que se levante la sesión por el recorte jubilatorio del Gobierno. Auguró un presunto intento de golpe, sin dar detalles de quiénes serían los que lo plantean.

“Que mañana decida un grupo que no puede funcionar el Gobierno de la Nación. Eso se llama estado de hecho, que se llama ni más ni menos que ‘golpe de Estado’”, opinó la legisladora nacional de Cambiemos, sin nombrar a los supuestos instigadores.

“Nosotros somos diputados de la nación, queremos tratar la ley. El artículo 21 de la Constitución establece que el pueblo no delibera sino a través de sus representantes”, dijo Carrió, con intención de delimitar la participación ciudadana a la votación cada dos años.

“Yo he pedido el levantamiento de la sesión, pero además pido que de todas estas manifestaciones se les corra vista a la justicia, que trata el tema de la conspiración institucional”, requirió.