El ministro de Finanzas, Luis Caputo, dijo que el Gobierno debe imitar al director técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, para transmitirles confianza y optimismo a los inversores sobre el rumbo del país.

Caputo, un autodenominado "enfermo hincha de River", comparó que cuando asumió en el Gobierno de Mauricio Macri, la Argentina se encontraba en condiciones similares al equipo de Gallardo tras caer por 3 a 0 en Bolivia con el Club Deportivo Jorge Wilstermann por la Copa Libertadores.

"Gallardo les transmitió a los jugadores que iban a ganar (en el partido de vuelta para clasificar). Lo traigo a colación porque eso es un poco lo que yo sentí cuando me sumé a la función pública. Creía que podía haber un cambio histórico. Aunque estábamos 6 u 8 a cero abajo", dijo Caputo.

Apuntó que tras 20 meses de gestión eso ya no es más sólo una sensación dado que ahora la Argentina este año estará "creciendo al 3% y el año que viene, por lo menos, al 3,5%, quebrando una racha de muchos años de caída y expansión" escalonada. Señaló que los funcionarios sienten que "hay otro clima" cuando realizan timbreos los sábados en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires, en el marco de la campaña electoral para las elecciones de octubre.

"Cuando hacemos timbreos vemos que esto le empieza a llegar a la gente. Tenemos un chat en el que compartimos experiencias de timbreos y la sensación es esa para todos", contó Caputo en un evento sobre Economías Regionales organizado por el portal Infobae.

LEER MÁS: Luego de liberar la nafta, Aranguren prometió tarifazos "más moderados"

El funcionario opinó que se está ante "otra Argentina" pero aclaró que aún "falta un montón" y reconoció que algunos se enojan porque él dice que el país va a ser "la estrella de los próximos 10 ó 20 años". "Por eso hablo del caso de Gallardo, que logró transmitírselo a los jugadores y a la gente. Hay que transmitir. Hay que combatir la mala energía. Pero además, porque creo que la confianza genera movimiento en la economía, porque promueve que los empresarios inviertan y que la gente pida un crédito hipotecario", expresó.

El ministro de Finanzas cuestionó a los "perólogos" que son los analistas que siempre tienen "un pero" para la discusión sobre la economía y sin embargo "no pegan una" con sus pronósticos y critican cualquier medida oficial.

En ese sentido, dijo que aquí no se trata de un "River o Boca" o un "Macri o Cristina (Kirchner)" dado que "está jugando la Argentina y cuanto más gente salga a la cancha, más rápido vamos a ser un país normal y creíble del que habla el Presidente". "Es hora de que podamos revertir la historia por mérito propia", dijo.

En esta nota