El ministro de Finanzas, Luis Caputo, admitió que la Argentina tiene "un déficit fiscal muy alto", ante lo que interpretó que el Gobierno quiere "encontrar un equilibrio de forma gradual". Adelantó que en las próximas semanas habrá dos nuevas emisiones de bonos en pesos y en euros.

"El círculo rojo nos critica por no hacer un ajuste más violento y la oposición nos acusa de ajustadores y la realidad no está en ninguno de los dos casos", sentenció el funcionario en el Congreso del Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas (IAEF).

Según Caputo, "los números son claros, el financiamiento hacia el equilibrio fiscal nos va a poner en un nivel de deuda sobre producto que va a seguir siendo uno de los más bajos de la región".

Durante el cierre del encuentro realizado en un hotel del barrio porteño de Retiro, Caputo disparó que "está claro que hoy tenemos un déficit fiscal muy alto y que queremos encontrar un equilibrio fiscal pero de forma gradual", por "un tema de responsabilidad social".

LEER MÁS: Macri y sus ministros se reunieron para eliminar los subsidios

En cuanto a la emisión de deuda, el funcionario sostuvo que "tres de cada cuatro veces que hemos emitido deuda fue para cancelar deuda" que "viene con montos más altos" que la que toma el Ejecutivo, que es de 4,5%. "La Argentina tiene un problema en el nivel de tasas, a las que tenemos acceso la Nación, las provincias y las empresas. Pero cuando bajamos un escalón y nos paramos en las pequeñas y medianas empresas o en los individuos, estos tienen que multiplicar esas tasas", apuntó el ministro.

El funcionario también hizo hincapié en el acceso al crédito, dijo que "15 puntos del PBI es el crédito al sector privado" y consideró que "Argentina no tiene créditos porque las condiciones no son buenas".

"Estamos trabajando a través de la banca pública y a través del mercado de capitales. Hemos emitido líneas mucho más agresivas en términos de tasas y plazos", resaltó el funcionario, quien sentenció que "en un país normal la gente tiene financiamiento". En este sentido, destacó que "desde el Banco Nación vamos a sacar la línea de créditos Carlos Pellegrini a 15 años para la pequeña y mediana empresa" porque, subrayó, "el crédito va a ser el motor de la reactivación".

Consultado sobre cómo afectan al financiamiento las "altas tasas de interés" que dispuso el Banco Central para su Política Monetaria, respondió que "afecta positivamente porque nuestra curva de financiamiento en pesos es invertida". Al respecto, valoró que "tener un Banco Central ocupado y preocupado en este tema" y "no un mamarracho como teníamos antes", le hace "la vida más fácil" al Ministerio de Finanzas.