Tras el contundente triunfo a nivel nacional, que superó el desempeño de las PASO, Cambiemos logrará expandir su bancada de diputados y senadores nacionales con el próximo recambio legislativo, aunque no le alcanzará para obtener una mayoría propia.

En Diputados, el oficialismo cuenta con 86 bancas propias, de las cuales exponía 40 en estos comicios, y a partir de diciembre tendrá 108 bancas propias. El salto cuantitativo, entre otros motivos, se explica a partir de la mejora de desempeño en Santa Fe y en Río Negro.

En cuanto al Senado, ocho provincias eligieron tres senadores nacionales cada una para renovar un tercio de las 72 bancas, con sorpresas en La Rioja y San Luis.

Cambiemos le propinó una derrota histórica en La Rioja al expresidente Carlos Menem, que obtuvo el 45,3% de los votos, contra el 48% que logró la lista encabezada por el radical Julio Martínez.

En San Luis, en cambio, Adolfo Rodríguez Saá logró revertir la derrota que sufrió en las PASO y se impuso 54,9% de los votos sobre el exgobernador y candidato de Cambiemos Claudio Poggi, que cosechó el 43,1%.

Embed

En esta nota