El titular de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM), Antonio Caló, realizó un diagnóstico de su gremio y pronosticó un "futuro oscuro".

"La industria viene mal, en caída. Antes contaba con 250 mil empleos, y ahora con 230 mil, 231 mil. Así que perdí 19 mil puestos de trabajo en el último año, año y medio", afirmó a Radio La Red.

Embed

Aseguró que en sus conversaciones con el Gobierno "no se encuentran soluciones". "Tengo 14 mil trabajadores que están suspendidos, hay empresas que trabajan tres días por semana, es algo alarmante", dijo.

"Le pido al Presidente que trate de no destruir los puestos de trabajos argentinos. Hay que ir a las fábricas y verles las caras a las personas cuando se les dice que no van a tener trabajo. Lo quiero ver en ese cara a cara, detrás de un escritorio se toman las decisiones que se creen convenientes, pero lo difícil es estar en esa situación", expresó el gremialista.