En un acto que va a contramano con el pretendido diálogo del Gobierno, el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, cortó abruptamente un móvil de Radio 10 cuando el trabajador de prensa iba a pasarle el teléfono para conversar con el conductor de El Destape, Roberto Navarro.

Todo ocurrió mientras se sucedía el operativo de las fuerzas de seguridad en la autopista Panamericana, que culminó con una fuerte represión a los manifestantes que se enfrentaron a su vez con la Policía.

Cuando el movilero quiso acercarse para insistirle de hacer una entrevista, Burzaco no lo permitió y le argumentó que no había explicado bien lo sucedido. "Me podría haber desmentido al aire", explicó, con buen tino, el periodista de la AM.

Embed

"Conmigo no dialogan, solo lo hacen con los chupamedias de TN y Mitre", se ofuscó Navarro con el funcionario. "Burzaco necesita complicidad, esa complicidad que acompaña este ajuste", agregó.

Embed