El candidato a senador nacional por Cambiemos, Esteban Bullrich, volvió a derrapar cuando le preguntaron por sus declaraciones sobre la enfermedad que sufrió su hija mayor a los 7 años y que calificó como “un milagro” y no valoró el trabajo de los médicos que la salvaron.

En diálogo con Radio Nacional en el programa el Plato Fuerte de María Laura Santillán, el ex ministro explicó el derrape que tuvo con su polémica frase “un pibe más preso” y subrayó que “una frase no define a una persona, la define su tarea de todos los días”.

En ese sentido, le preguntaron sobre sus declaraciones cuando contó la enfermedad que sufrió su hija a los 7 años y que le “agradeció a Dios” pero no así el trabajo de los médicos.

LEÉ MÁS: Bullrich volvió a derrapar y se justificó por su frase sobre los "pibes presos"

“El trabajo de Dios sobre la tierra lo hacemos nosotros”, sentenció Bulrrich y agregó que “sin lugar a duda el trabajo médico es importante y hay que valorar el trabajo de los médicos” pero aclaró: “En ese momento los médicos no te dan certezas y la única cosa como ser humano que me quedaba era agarrarme de la esperanza que me da Dios”.

“No podemos seguir definiendo a las personas por una declaración y en ese momento no contestaba como Ministro”, se escudó el candidato y sumó una frase más a su listado.

En esta nota