La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, reapareció y dio una entrevista para hablar sobre la desaparición de Santiago Maldonado. Allí, la funcionaria cometió un sincericidio en relación a la defensa del gobierno nacional a la Gendarmería.

En diálogo con Jorge Lanata, la ministra reconoció que no separó a los gendarmes que participaron del operativo en que se llevó a cabo el 31 de julio y el 1° de agosto en la ruta 40, en la provincia patagónica de Chubut.

LEER MÁS: La fallida defensa de Duhalde a Macri por el caso Maldonado

"No los separamos porque nosotros tenemos que cuidar a los que nos cuidan", confesó. La declaración de Bullrich deja en offside al Gobierno, que en los últimos días, que reconoció la posibilidad de que "un gendarme suelto" haya sido responsable de la desaparición del joven artesano.

"Lo que más probablemente haya pasado o, lo peor que podría haber pasado, es que algún Gendarme suelto le haya, no sé, pegado a Santiago Maldonado, sin saber que lo estaba hiriendo gravemente", reconoció el coordinador de políticas públicas de la Jefatura de Gabinete, Hernán Iglesias Illa.

Embed

En esta nota