En un nuevo acto de gravedad institucional, Patricia Bullrich, quedó al descubierto luego este lunes que se filtraran documentos de extrema sensibilidad pertenecientes al Departamento de Inteligencia contra el Crimen Organizado de la Dirección General de Inteligencia Criminal del ministerio de Seguridad.

El pasado 26 de enero, la ministra de Seguridad fue el centro de atención en las redes sociales, luego que un hacker tomara el control de su cuenta de Twitter y lanzara desopilantes mensajes a través de él.

Sin embargo, eso fue solo una advertencia lanzada por los atacantes, que días más tarde y luego que el ministerio y la propia Bullrich afirmaran que sólo se vulneró la cuenta en la red social, los atacantes mostraron que habían tenido acceso al sector de denuncias y al propio sistema de información criminal de la Policía, que maneja carpetas de denunciantes anónimos que hoy se encuentran completamente desprotegidos, producto de la falta de responsabilidad de la ministra, que decidió no darle entidad al potencial riesgo que esto traía, tal como advirtió El Destape en un nota publicada cuatro días después del ataque.

Embed
Acceso al mail-mayo 2017 (cortesía La Nación)

Es que cuatro meses después, los hackers decidieron subir todo el contenido que contenían estas cuentas y lo publicaron en internet este lunes: 215 documentos que contenían imágenes, archivos de texto, hojas de cálculo y archivos PDF, así como también 4 audios con llamadas del 911 estuvieron al descubierto en la página Github y fueron difundidos por el usuario lagorraleaks.

Dentro de los archivos había sumarios, actas policiales, de allanamientos, cadenas de custodia, declaraciones de testigos protegidos, expedientes policiales e investigaciones de la Policía respecto a puntos del país donde se manejaba droga y redes de trata de personas inclusive. Pero eso no fue todo: también subieron una captura de pantalla obtenida el 2 de mayo de la carpeta de correo del ministerio crimenorganizado@policiafederal.gov.ar, demostrando así que los ciberatacantes siguen contando con información privilegiada.

Más pruebas del hackeo a la ministra de Seguridad y del acceso a información privilegiada:

Embed
Mail Patricia Bullrich
Embed
Denuncias
Embed
Área Información Criminal
Embed
Mail denuncias

En esta nota