La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, salió a responder las críticas desatadas ayer por militantes y dirigentes del Frente Para la Victoria por el "exagerado" operativo montado en Comodoro Py para recibir a la ex mandataria Cristina Kirchner, donde hubo forcejeos y hasta bastonazos contra los asistentes.

Embed

En este sentido, la ministra aseguró que ella siguió "personalmente" el operativo y que se desarrollo en condiciones "absolutamente normales" y hasta salió a contraatacar a los dirigentes que denunciaron maltrato y represión por parte de sus fuerzas: "La queja tiene que ver con la pérdida de un control que se creía que ejercían", disparó en diálogo con Radio Nacional.

Embed

Además, la ministra aseguró que enviaron una gran cantidad de efectivos por pedido de la Justicia: "Nosotros recibimos un oficio por parte de la Cámara Federal pidiendo que tengamos un control total del edficio y sus alrededores", detalló.

"Cuando uno tiene una manifestación mide qué tipos de problemas puede haber en esa manifestación" "la necesidad de que el control de la escena la tenga el Estado y no la militancia como sucedió en otras oportunidades", resumió Bullrich.

Embed