La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, no descarta la posibilidad que la Justicia revea la "libertad condicional" del líder de Quebracho, Fernando Esteche, quien fue denunciado por "por intimidación pública" a raíz de sus declaraciones sobre que cualquier juez que investigue a la ex presidenta Cristina Kirchner pueda aparecer muerto.

Bullrich sostuvo que un juez podría interpretar esto si "una persona que está en libertad condicional, genera una actitud violenta e intimidatoria como ésta" en su situación.


La ministra se pronunció de esta manera en declaraciones formuladas en la Casa Rosada, al término de la reunión de gabinete que encabezó el presidente Mauricio Macri.

A raíz de incidentes y destrozos cometidos por Quebracho, la agrupación que lidera, en los años 2004 y 2007, Esteche fue condenado a cuatro años y dos meses de prisión. El dirigenteobtuvo una reducción de la pena, tras cumplir poco más de un año y medio de detención en la cárcel de Ezeiza, y consiguió la libertad condicional en diciembre de 2014.