El ex vicepresidente Amado Boudou pidió ante la Cámara Federal su excarcelación y reclamó que sea apartado de la investigación el juez federal Ariel Lijo. Está detenido en una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

Durante una audiencia ante los camaristas Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia, el exfuncionario aseguró que en su detención lo mostraron como "un trofeo de caza", como si fuese un "elefante o un ciervo", para "mandar la foto a los diarios".

"No hubo ninguna filtración. Fue una cuestión armada. Cuando llegaron a mi casa, les dije: ´No hace falta que filmen. Yo soy Boudou. Sé a que vienen. Me voy a entregar´. Y me dijeron: ´No esto es una orden´", señaló el exvicepresidente respecto al operativo realizado por Prefectura Naval en su departamento del edificio Madero Center.

"Cuando terminan, me esposan, me sacan una foto, era un trofeo de caza, un elefante, un ciervo, para mandar a los diarios. A mí me da cosa desde el punto de vista institucional, porque había alguien que dirigía esta situación", acotó Boudou. Culpó por esto al "director del proceso", en referencia al juez Lijo.

LEER MÁS: Golpe a Patricia Bullrich: imputaron a los prefectos que detuvieron a Boudou

Primero Boudou brindó en la audiencia los motivos de su recusación del juez Lijo, quien lo detuvo por "asociación ilícita" y "lavado de dinero" en la causa por presunto "enriquecimiento ilícito", y lo hizo ante el camarista Ballestero por tratarse de una audiencia unipersonal.

La defensa de Boudou asegura que Lijo perdió la objetividad al ordenar la detención, ya que las pruebas se encontraban desde hacía meses en el expediente: al respecto, el extitular del Senado explicó que tenía "arraigo permanente" y "un puesto muy importante para ir escapando", sumado a que va a ser padre en la Argentina de mellizos producto de su relación con la mexicana Mónica García de la Fuente, exlegisladora en aquel país.

"El instructor ha perdido la objetividad y la parcialidad", sostuvo Boudou. Al respecto, señaló que el magistrado seccionó la investigación del caso Ciccone para "perjudicar a unos y favorecer a otros".

"Curioso lo que pasó con la testimonial de (el banquero Jorge) Brito. Estaba citado para un viernes y vino antes. Nuestros abogados no estaban. Fue un relato del Banco Macro pero no hay una pregunta al caso Ciccone. Cambiar fecha de testimonial para que no puedan estar los abogados", remató Boudou.

El extitular del Senado también pidió estar en libertad para poder ejercer una defensa adecuada en las múltiples causas en las que está siendo investigado: el caso de la compraventa de la exCiccone Calcográfica, la de enriquecimiento ilícito y el pago de la deuda de Formosa con el Estado Nacional, por la cual intervino realizando trabajos de consultoría The Old Fund de Alejandro Vandenbroele.

Por último, recordó que el fiscal federal Jorge Di Lello, al dictaminar sobre la detención de Boudou, pidió al juez Lijo optar por una alternativa a la prisión preventiva, al considerar que el exfuncionario siempre estuvo a derecho.

En tanto, los abogados de Boudou plantearon en paralelo ante el Tribunal Oral Federal 4 la suspensión del juicio por la compra venta de la exCiccone Calcográfica hasta tanto se conozcan los dichos del "arrepentido" Vandenbroele, lo que les fue rechazado.

En esta nota