El juez federal Claudio Bonadio envió este jueves a juicio a la ex presidenta Cristina Kirchner, acusada en el marco de la causa por presunto fraude en la venta de dólar a futuro.

En la misma resolución también dispuso que vaya a juicio el ex ministro de Economía Axel Kicillof y el ex director del Banco Central de la República Argentina (BCRA) Alejandro Vanolli.

Cristina Kirchner y Kicillof ya habían solicitado la elevación a juicio oral de la causa, por considerar que de esa forma se lograría demostrar su inocencia.

"La defensa técnica de la procesada Cristina Elisabet Fernandez, de manera improcedente y extemporánea, solicitó la elevación a juicio mediante presentación que fue devuelta al letrado conforme se desprende de la providencia que luce a fs. 2073", reseñó Bonadio.

La causa comenzó por la decisión del gobierno kirchnerista de generar contratos sobre la cotización del dólar a futuro. El problema fue que la administración macrista permitió -con la apertura del cepo al dólar- una devaluación de 42% en diciembre, algo que generó un perjuicio para el Estado que deberá absorber la diferencia entre la cotización actual y el contrato firmado. Si el dólar saltó de 10 pesos a 15, aproximadamente, será el Estados el que deba pagar esa diferencia de 5 pesos por cada dólar a quienes llegaron al acuerdo.

La expresidenta Cristina Kirchner pidió que también se investigue a los funcionarios de Cambiemos por haber firmado el acuerdo de dólar a futuro y, a la vez, generar la devaluación. Para Bonadio, el responsable es el gobierno kirchnerista por haber generado la firma, pese a que después no fue responsable de la devaluación.

Entre los funcionarios macristas están los dos vicejefes coordinadores de Gabinete, Gustavo Sebastián Lopetegui y Mario Eduardo Quintana, el director del Banco Central Pablo Curat, El jefe de asesores presidenciales José María Torello, el embajador Martín Lousteau y el ex director de YPF Miguel Matías Galuccio

En esta nota