Los trabajadores del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) seccional Bariloche se encuentran en estado de alerta por los despidos en la dependencia, pese al compromiso de “mantener las fuentes de trabajo”.

Hernán Sportiuk, delegado del organismo en la ciudad, contó que "la decisión de las autoridades de no despedir a nadie, reubicándolos en dependencias de otras ciudades del país o en otras reparticiones del Estado nacional en Bariloche”.

LEER MÁS: Diputados denuncian que el gobierno censuró radios en tres provincias

Sin embargo, los trabajadores, a través de un comunicado, cuestionaron que “cualquiera de las dos opciones los afecta, especialmente por la antigüedad y la experiencia en las funciones concernientes al organismo”.

Embed

Destacaron también que varios empleados trabajaban en Buenos Aires y “menos de un año atrás, se trasladaron a Bariloche, a propuesta del organismo, para incrementar la atención en la delegación”.

Los empleados de la delegación aseguraron que “con el cierre definitivo de la delegación, cesarían las funciones correspondientes al seguimiento de contenidos audiovisuales, el ingreso de trámites de licencias de radio y televisión, registros de productoras, señales y agencias de publicidad”.