El titular del gremio docente Suteba, Roberto Baradel, recibió en su dirección de correo electrónico amenazas de muerte dirigidas a su familia. El dirigente sindical exigió investigar "a fondo" estas acciones y hoy realizó la denuncia ante la Justicia. "Nos amedrentan porque no tenemos precio. Seguimos luchando porque no tenemos miedo", afirmó.

En dialogo con el diario platense Hoy, Baradel brindó detalles de las intimidaciones que recibió ayer y el miércoles y consideró "deleznables" este tipo de prácticas. "Esto se da en el marco de una confrontación que busca el Gobierno", aseguró.

"Lo que le pedimos al Gobierno es que investigue a fondo y determine desde dónde vienen esas amenazas. No se puede sostener de ninguna manera, en el marco de la negociación paritaria y de una sociedad democrática, que amenacen a las familias de aquellos que estamos llevando adelante estas actividades", sostuvo el dirigente gremial.

Embed

Con respecto al diálogo con representantes del gobierno provincial, Baradel señaló que recibió muestras de solidaridad del director general de Cultura y Educación, Alejandro Finocchiaro, y del jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai. "Les manifesté que el año pasado había sucedido lo mismo, que no puede ser que no hayan encontrado a los responsables", analizó.


Baradel dijo que las intimidaciones tienen que ver con la negociación salarial docente que se da en la Provincia de Buenos Aires "porque las amenazas lo relacionan". En ese sentido, indicó: "En el marco de las amenazas, me escribieron lo siguiente: 'Si vos no te avenís a lo que plantea el Gobierno y seguís haciendo denuncias y reclamando'...".

Baradel agregó: "En una parte, textual, me pusieron: 'Te advertimos que te comportaras, pero parece que no entendés'. Entonces agregan: 'Tu familia va a pagar el precio de tus acciones'. La amenaza continúa con otro mensaje: 'Tenés 24 horas para detener tus acciones hacia el Gobierno y aceptar lo que se te dice o preparate'. Después siguen otras cosas que tienen que ver con mi entorno familiar".

El dirigente señaló: "Es una situación que genera profundo malestar. Creemos que hay que hacerla pública para que el Gobierno se haga responsable de investigar y determinar quiénes son los instigadores o los ejecutores de estas amenazas".

En esta nota