A partir de la de la quita del 35% de arancel a la importación de PC, notebooks y tablets, la empresa Banghó comenzó a importar computadoras de terceros con su propia marca. Aún mantienen la producción nacional de equipos de escritorio.

A principio de año, la compañía despidió a 200 trabajadores debido a que cerró la fábrica de notebooks. Sin embargo continuaron con la producción de computadoras de escritorio en su planta del distrito tecnológico de Buenos Aires.

LEER MÁS: Crisis en Walmart: despidieron a 51 trabajadores de la sede Avellaneda

Por su parte PC Arts (Banghó) no fue la única que cerro sus puertas y dejo a trabajadores en la calle. Air Computers (CX) cerró su planta de Rosario, con 100 empleados; e Informática Fueguina (BGH Positivo) cerró en Tierra del Fuego, dejando sin empleo a 165 trabajadores.

En esta nota