El sector agropecuario sintió el impacto de la noticia: China bloquea las importaciones de aceite de soja por el freno a las represas Néstor Kirchner y Cepernic, de Santa Cruz. Sin embargo, los datos oficiales sobre el devenir del negocio agropecuario son incluso más elocuentes y hablan de una menor demanda del Gigante Asiático desde que Macri es presidente.

Argentina vendió la mitad de porotos de soja y redujo a 0 las ventas del aceite, según los propios datos provistos por la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios del Ministerio de Agroindustria.

En los primeros cuatro meses del año, China compró más de 600 mil toneladas de poroto de soja y nada de aceite

La oficina pública dispone de datos hasta abril de este año, y en ese lapso Argentina vendió a China 606.971 toneladas de porotos de la oleaginosa hacia aquel país, por lejos el primer destino de esas exportaciones. El segundo lugar, curiosamente, lo ocupa Irán, con 37 mil toneladas.


Sin embargo, en el mismo lapso pero del 2015, el Gigante Asiático adquirió 1.133.797 toneladas de la oleaginosa, todas compradas en el mes de abril. El año pasado fue récord en esa materia, ya que culminó con 11.509.272 toneladas en todo el mundo, siendo China el principal comprador, con 9,6 millones.

El 2015 fue récord de exportaciones a China, con 9,6 millones de toneladas de porotos y 538 mil de aceite
Si de aceite de soja hablamos, la distancia es más elocuente y mucho más si se tiene en cuenta que se trata de un producto elaborado, con mayor valor agregado en origen que el del simple poroto o soja "cruda". Según la misma cartera, en los primeros 4 meses de 2015 se vendieron 92 mil toneladas de aceite a China, un número que cerró en 538.800 a lo largo de todo el año pasado. El principal cliente de este subproducto fue la India, con 2,7 millones de toneladas a lo largo del año y 596.109,5 toneladas compradas en los primeros meses del 2015.

¿Cuánto aceite lleva comprado China hasta el momento en este 2016? Cero. Absolutamente nada. El ranking sigue siendo encabezado por India, con poco más de un millón de toneladas, seguida de Egipto con 259 mil.