Trabajadores de FanAzul, la planta de Fabricaciones Militares en Azul, están en alerta máxima por el posible despido de decenas de empleados. Desde ATE contaron a El Destapeque el 31 de diciembre (este domingo) vencen más de 200 contratos y desde el Ministerio de Defensa se negaron a comunicar si los renovarán. Además impiden el ingreso de los empleados a la fábrica y suspendieron el transporte.

"ATE se encuentra en estado de asamblea permanente y continua realizando acciones concretas ante el posible despido de trabajadores de la empresa FanAzul", informaron con un comunicado. Los trabajadores cortaron la ruta 3 durante la noche del jueves y parte de la mañana del viernes en reclamo de que el Ministerio de Defensa comunique si renovará contratos o habrá despidos.

Los empleados que debían tomar el turno de guardia de hoy no pudieron ingresar debido a que les impidieron el paso. Además desde ATE informaron que los colectivos que llevaban el personal a la planta fueron trasladados a Córdoba. "Mientras tanto el tiempo avanza y no hay respuesta concreta por parte de las autoridades respecto del destino de los trabajadores de FanAzul, la única respuesta que encuentran ante el insistente reclamo por parte de los trabajadores es la militarización de la fábrica", sostuvieron.

FanAzul fue creada en 1988 y se especializa en la fabricación de pólvora y explosivos. Emplea en total a 266 trabajadores, de los cuales sólo 20 están en planta permanente. En los últimos meses, la planta tuvo una drástica reducción de la producción, hasta su mínimo histórico. Desde ATE denunciaron que ahora los productores militares se compran desde el exterior.

FANAZUL ADENTRO.jpeg

De acuerdo al gremio, la fábrica otorga 14 millones de pesos mensuales a la zona por el pago a proveedores y salarios de trabajadores. En un intento desesperado por evitar el vaciamiento de la planta, el Concejo Deliberante de Azul declaró de interés patrimonial y social a FanAzul.

Desde que asumió el gobierno de Mauricio Macri, Fabricaciones Militares sufrió el cierre de proyecto vagones, la suspensión del convenio con INVAP para la fabricación de radares, el acuerdo con Yacimientos Carboníferos de Río Turbio y una merma en la fabricación de pólvora tanto para la actividad privada como para el Estado.

En total, el ministerio de Defensa echó a 109 trabajadores de Fabricaciones Militares. La semana pasada hubo 35 despidos en la planta de Fray Luis Beltrán, donde a los propios trabajadores les hicieron leer el acta con el nombre de los despedidos. En la sede central, 15 fueron los echados, mientras que la anterior hubo 30 en la Fábrica de Villa María y 29 en Río Tercero.

Embed