Luego de que Córdoba decidiera plantear el "uso responsable del azúcar", que limita los azucareros en bares y restaurantes de dicha provincia, Tucumán quiere boicotear la distribución de fernet, salames y maní procedentes de la provincia vecina.

Tucumán es la principal productora de azúcar y amenazaron en las últimas horas con tomar represalias que incluyan dar forma a una norma que evite el consumo de fernet, salames y maní producidos en la provincia del centro argentino.

La iniciativa cordobesa fue aprobada por unanimidad a principios de septiembre y establece que el producto ya no estará disponible en las mesas de locales de comida a menos que se pida, que se suma a la obligación a exhibir en un lugar visible de los locales un cartel que diga “El consumo excesivo de azúcar es perjudicial para la salud”.

La norma despertó un profundo malestar entre los tucumanos y su Legislatura convocó a una sesión especial con el único fin de tratar el tema del azúcar y su prohibición en la provincia vecina.

Finalmente, hubo consenso de mayoritaria entre oficialismo y oposición para rechazar por unanimidad la medida tomada en Córdoba, pero algunos legisladores llegaron a pedir que se prohíban los productos típicos cordobeses, como el fernet y los salames. ¿Cómo terminará esta batalla?

En esta nota