Tras la decisión del grupo de trabajo de Naciones Unidas, que pidió este viernes por la "liberación inmediata" de Milagro Sala, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj habló sobre la posición del Gobierno al respecto y aseguró que tienen "seis meses para responder", al tiempo que ya anticipó que "no es vinculante".

En este sentido, Avruj señaló que el Gobierno acusó formalmente recibo y que trasladará la inquietud al Tribunal Superior de Jujuy, aunque dijo que de todos modos Naciones Unidas no tuvo en cuenta las denuncias posteriores que recayaron sobre la líder de la Tupac Amaru.

"Estamos estudiándolo, porque no es vinculante, queremos responder esas observaciones porque entendemos que hay cosas que no fueron tomadas en cuenta, o porque hay cosas posteriores que la denuncia del CELS no fueron tomadas en cuenta", explicó.

"Tenemos seis meses para responder, es una opinión. Lo charlaremos con la Justicia que es el ámbito que tiene que contestar. El informe está planteando que Milagro Sala está presa por protestar, pero esa causa cayó, no existe más y ella está detenida por los delitos de corrupción y otras denuncias; que no tiene nada que ver con el informe que ellos habían planteado. Está detenida por las distintas causas de corrupción y violencia que están tramitándose", señaló Avruj en diálogo con el diario Clarín.

En esta nota