El ministro de Cultura, Pablo Avelluto, no responderá en el Congreso por los despidos del INCAA. Se excusó de ir el martes próximo a la comisión que preside Juan Cabandié, a quien le había dirigido duras críticas por ser hijo de desaparecidos.

A través de una nota remitida por la Secretaría de Relaciones Parlamentarias de la Jefatura de Gabinete, el funcionario nacional adujo una “superposición de compromisos en su agenda”, mostró Late Paternal. De esta manera, no asistirá a la reunión de la comisión de Cultura de la Cámara de Diputados a la que fue convocado para el 2 de mayo.

LEER MÁS: Naiara Awada replicó las críticas por su postura sobre el INCAA

En la Cámara Baja le remitirán entonces una nueva invitación para el martes 9 de mayo, confirmaron fuentes cercanas a El Destape. Los diputados desean consultarle, principalmente, por el conflicto en el INCAA y los recientes cambios en su cúpula.

De este modo, el ministro también evita un contacto directo con Cabandié, a quien atacó en reiteradas oportunidades a través de su cuenta de Twitter.

Embed

En esta nota