“El objeto procesal de la presente investigación se circunscribe a establecer si en el marco de todas las actividades, licitaciones, contrataciones y desembolsos de dinero realizado respecto de la Feria Internacional de Arte Contemporáneo – ARCO- llevada a cabo en la ciudad de Madrid, Reino de España, entre los días 22 y 26 de febrero del corriente año, se habría generado un fraude o defraudación a la administración pública”, dice el dictamen del fiscal.

Picardi pidió “determinar también si funcionarios públicos –directamente, por persona interpuesta o por acto simulado- se habrían interesado en miras de un beneficio propio o de un tercero en las contrataciones”.

Según informó C5N, el fiscal impulsó la causa, por lo que el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, quedó formalmente imputado, “sin perjuicio que con el devenir de la investigación se puedan realizar los reproches que corresponda contra toda persona que resulte involucrada”.

Se trata de la denuncia de los diputados nacionales del FPV-PJ Rodolfo Tailhade y Liliana Mazure, quienes también habían denunciado a la primera dama Juliana Awada. Pero el fiscal la dejó al margen.

Según la denuncia, en función de este evento, el Ministerio de Cultura realizó millonarias contrataciones, cuyos valores rondarían los 50 millones de pesos. Bajo sospecha están la licitación N° 16/16, como así también varias contrataciones directas.

La inclusión de Awada por parte de los denunciantes se debe a que Avelluto dijo que la esposa de Mauricio Macri “fue una gran impulsora de todo esto”. Por ello, los diputados quieren saber “qué participación tuvo la Sra. Awada, cuál fue su ‘impulso’ en relación con la feria y con las millonarias contrataciones que se realizaron en torno a ésta”.

El fiscal ordenó pedir todas las adjudicaciones realizadas por el Estado para la feria ARCO.. Picardi quiere tener en sus manos la licitación pública 16/16, cuya información no es pública.

En esta nota