Casi 2.000 trabajadores fueron despedidos del Estado en diciembre. Mientras, el Gobierno realizó una serie de gastos superfluos que no se condicen con el recorte presupuestario que Cambiemos dice querer llevar a cabo.

Embed

De acuerdo al relevamiento de CEPA, perdieron su trabajo 1.904 empleados estatales en el último mes de 2017. De ellos, 330 fueron de Fabricaciones Militares, 160 de TDA, 130 del Ministerio de Modernización, 108 del ENACOM, 70 de los archivos de la dictadura de la cartera de Defesa, 63 de Interior, 60 de Cultura, 40 de Ambiente y 30 de la ANSES.

Pese a ello, la Presidencia gastó $ 235.950 para comprar una palmera para la Casa Rosada. Además, adquirió cuatro carros de golf para la Quinta de Olivos, para lo que le pagó $ 1.580.712 al único oferente que se presentó a la licitación.

También registraron erogaciones excesivas la Cámara de Senadores, que preside Gabriela Michetti y provisionalmente Federico Pinedo, al igual que la de Diputados, a cargo de Emilio Monzó.

LEER MÁS: El contrato que flexibiliza el convenio de Fabricaciones Militares

En esta nota