El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, adhirió al Miércoles Negro, la campaña que impulsa el movimiento Ni Una Menos. Lo particular de esta adhesión es que el aliado del gobierno de Mauricio Macri no respeta el derecho a la defensa de Milagro Sala, presa desde enero en aquella provincia.

LEÉ MÁS: Denuncian a Morales por eyectar al Defensor del Pueblo en Jujuy

El Comité por la Libertad de Milagro Sala advierte que desde entonces fue detenida sin un procesamiento y solo con testimonios en su contra, sin pruebas plenas.

Embed

En esta nota