Tras el anuncio del Gobierno sobre un incremento del boleto de los transportes públicos, esta semana las principales petroleras aumentarán el precio de la nafta. Desde el sector empresarial confirmaron el incremento, que oscilará entre el 6 y el 7%, en sintonía con la devaluación de diciembre, que fue del 8%.

El último ajuste en combustibles fue del 6%, lo que llevó el aumento anual de 2017 al 35% para las naftas premium y al 28,6% en el caso del gasoil. Luego de ese incremento en las estaciones las planillas marcaron $ 22,66 el litro de súper; $ 26,15 la Premium; $ 19,99 el gasoil, y $ 23,18 el diesel de máxima calidad.

Con el aumento anunciado, la super pasará a costar más de 24 pesos. Llenar un tanque de combustible estándar, de 54 litros, costará así más de 1.300 pesos si es con combustible super o 1500 con combustible premium.

Al respecto, el secretario de la Cámara de Empresarios de Combustibles, Raúl Castellanos, afirmó este jueves que "los combustibles subirán entre 6 y 7%, calculo que antes del final de la semana".

Sin embargo, Castellanos aclaró que "la última palabra en el incremento la tiene la petrolera YPF", al argumentar que "toma la decisión de cuándo subir y en qué porcentaje hacerlo, ya que tiene un 53% de participación en el mercado".

"El resto de las empresas acompaña. Esto siempre es así y más ahora que el precio de los combustibles está liberado", puntualizó en radio La Red.

El empresario justificó el aumento y dijo que el mismo ""sólo absorbe una parte del encarecimiento del precio del crudo".

Tras la liberación del precio de los combustibles por parte del ministro de Energía, Juan José Aranguren, las petroleras deciden los nuevos valores para el mercado interno según la variación del petróleo y el dólar.

LEER MÁS: Pese a los tarifazos, son más de 100.000 los hogares sin luz