La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) anunció un paro nacional con marchas para el próximo martes 27 de septiembre en rechazo a los despidos y en reclamo de reapertura de paritarias y reincorporaciones.

La medida de fuerza se conoce a menos de una semana de la visita de la ex presidenta Cristina Kirchner a la sede de ATE en la Ciudad de Buenos Aires.

El secretario general de ATE, Hugo "Cachorro" Godoy, explicó que llamó a una huelga nacional sin acordar con la CGT o las dos CTA porque "los estatales hemos sido elegidos como blanco preferencial de la agresión del gobierno y no podemos esperar que otros en función de sus tiempos y necesidades decidan".


En declaraciones a Radio La Red, el sindicalista señaló que es necesario "una medida de fuerza general" para "reclamar la reapertura de la paritaria y para exigir que se frene esta tercera reforma del Estado".

Ese proceso, dijo, "significa más despidos, jubilaciones obligatorias, traslados y la falta de ámbito para discutir. El gobierno ha cerrado toda posibilidad de discusión seria para resolver esto y otros temas".


En esta nota