Al menos 95 personas fueron detenidas antes, durante y después de la toma de posesión de Donald Trump como presidente de los Estados Unidos, en Washington.

Al mediodía, la policía informó sobre la detención de cerca de cien personas acusadas de actos de vandalismo, ataques a vitrinas y daños a automóviles estacionados en los alrededores del lugar.


El frío no impidió que los manifestantes llegaran hasta el Capitolio con pancartas y visiblemente enojados, pero no fueron los únicos en desacuerdo pues 70 diputados demócratas no asistieron a la ceremonia.

Embed

En esta nota