Confiado de la victoria, el Gobierno dará nuevo impulso a su agenda de reformas para la segunda etapa de mandato, entre las que se destacan la electoral y la fiscal, para así poder empezar a pensar en una posible reelección del presidente Mauricio Macri en 2019.

LEÉ MÁS: ¿Dónde está Mauricio Macri?

"Vamos a sumar muchas bancas, pero va a seguir siendo necesario el diálogo con los otros espacios", señaló un integrante del Gobierno a Noticias Argentinas, quien puso especial énfasis en la "responsabilidad" con la que se manejan los legisladores que responden a algunos gobernadores peronistas de buen diálogo con la Casa Rosada.

Ante esa nueva composición del Congreso, el Poder Ejecutivo apostará por varias reformas en distintos planos: algunas ya fueron presentadas, otras anunciadas y algunas están todavía en estudio, mientras sectores de la oposición ya denunciaron que se trata de un nuevo "ajuste".

En el aspecto político, una de las principales iniciativas que volverá a impulsar el Gobierno será la reforma electoral, para terminar con la tradicional boleta sábana de papel y establecer el sistema de Boleta Única Electrónica (BUE), así como también modificar el régimen de elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y cambios en el financiamiento de las campañas.

Sin embargo, el grueso de la agenda de cambios gira en torno a lo fiscal, lo tributario y lo previsional, con el objetivo de "facilitar la creación de puestos de trabajo y lograr que las inversiones productivas lleguen y se radiquen acá", agregaron las fuentes consultadas por esta agencia.

Reducción e incluso eliminación de algunos impuestos y contribuciones a los empleadores, para así incentivar a que amplien sus plantas laborales o también "blanquear" a aquellos trabajadores que estén en negro son algunas de las iniciativas en carpeta, aunque la oposición ya advirtió que lo que vendrá será una nueva etapa de "flexibilización laboral".

Asimismo, los ministros del Interior, Rogelio Frigerio, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, terminarán de definir en las próximas semanas el proyecto de ley que, con el consenso de los gobernadores, apunta a lograr una reducción del gasto provincial y se incluye un apartado para prohibir la contratación de personal público en los últimos seis meses de mandato.

El mundo judicial no estará exento de reformas, ya que dentro del plan Justicia 2020 el Gobierno continuará introduciendo cambios en el Poder Judicial y se destaca la intención de modificar el Consejo de la Magistratura, entre otros temas.

Una vez iniciado el período de sesiones ordinarias en 2018, el Congreso tratará un proyecto de ley para reformar el INDEC otorgándole "autarquía e independencia patrimonial".

El 2018 será un año en el que el Gobierno apuesta a ver cómo se plasma en la realidad el proyecto de Cambiemos y, así, empezar a evaluar la posibilidad de una reelección del líder del PRO en 2019.

En esta nota