El Gobierno porteño convocó a los empleados públicos de la Ciudad a participar del último timbreo, una actividad que mezcla la gestión diaria con acto proselitista de Cambiemos, que en la Capital Federal adoptó el nombre de "Vamos Juntos".

El Destape accedió a un correo de circulación interna dentro del Ministerio de Cultura, en donde se los llama a los empleados a participar y se les avisa que, en caso de asistir, tendrán un franco compensatorio.

"Por medio del presente se convoca a todo el personal de la dirección general de Música a participar de la convocatoria realizada por el Ministro de Cultura Ángel Mahler al "call center" que se llevará a cabo el día viernes 22/09/2017 en la calle San Martín 379 P 1er en el horario de 18 a 20:30", reza el primer párrafo del correo, que se difundió internamente y al que este medio accedió por distintas fuentes.

"A su vez, se los convoca para el timbreo del 23/09/2017 en el horario de 9:45 a 12 hs y el punto de encuentro es Alberdi y Emilio Mitre. Aquellos que asistan tendrán un compensatorio por la presencia. Desde ya, se agradece su colaboración y confirmación", afirma además.

Embed
Timbreo

Efectivamente, empleados de cultura asistieron al timbreo en la esquina del barrio de Caballito ese día. Algunos hasta subieron fotos a las redes sociales, en donde se ve que repartían folletos de la candidata a diputada nacional por la Ciudad, Elisa Carrió.

El Destape se comunicó con voceros del área, quienes dijeron desconocer la comunicación o directamente se negaron a responder las consultas de este medio.

Ya en abril de este año, con la firma de la periodista Agustina López, el diario La Nación había informado que el GCBA usaba a los empleados públicos para timbrear. "Cuando se aproxima la fecha de realizar el timbreo o de asistir al call center se le comunica a un agente de cada sector, en cada ministerio, que es el encargado de organizar su dependencia y de reunir el cupo que sea necesario", informaba en aquel momento.

Por casos así, las ONG Poder Ciudadano y ACIJ lanzaron una campaña llamada "Que no te pongan la camiseta" para que los empleados públicos de cualquier lugar del país puedan denunciar si son presionados para participar en actividades o trabajos para la campaña electoral.

Embed
Timbreo Caballito