La mediática Natacha Jaitt simuló bañarse en sangre para ir hasta los tribunales de Lavalle a denunciar por violencia de género a su ex pareja: "Las mujeres no estamos protegidas de nada", aseguró ante los medios.

En diálogo con Crónica TV en la puerta de Tribunales, Jaitt aseguró: "Tengo que estar muerta para que hagan algo", al tiempo que mostraba sus manos y su cara llenas de sangre artificial, como muestra de cómo quedaría si la Justicia no hace algo con su ex pareja.

Según relató Jaitt, entre ella y su ex novio existía una perimetral que fue violada por parte del hombre: "No está detenido, hay testigos oculares, me intoxicó, me quiso matar veinte veces, me ahorcó, declaró el médico, todos, ¿qué más quieren? Olvídense que soy Natacha. Hace un tiempo acá vi a una mujer denunciando y al mes estaba el afiche de ella muerta acá pegado", explicó.

Embed

Si sufrís violencia de género llamá al 144, línea gratuita de asistencia y prevención de violencia.