Argentina se juega a todo o nada en la última fecha de las Eliminatorias Sudamericanas y el pase al Mundial depende de Messi y compañía. Pero para llegar a este momento, el equipo nacional jugó 17 fechas con resultados dispares.

DERROTA SORPRESIVA y DOS EMPATES CON GUSTO A POCO

Tras la desazón de la Copa América de Chile 2015, la Selección de Gerardo Martino debutaba el 8 de octubre de 2015 el ante Ecuador con un resultado increíble. El equipo sufrió la falta de Lionel Messi (lesionado) y cayó de manera estrepitosa con dos goles en dos minutos sobre el final del juego.

Embed

Alicaído, el equipo no mejoró en la visita a Paraguay y apenas rescató un punto con un pobre empate sin goles. Argentina contó con varias chances en los pies de Ezequiel Lavezzi y Carlos Tevez - dos que ya no figuran en los planes -, pero no convirtió.

LEÉ MÁS: Argentina-Ecuador: horarios, televisión y formaciones para el partido de cara a Rusia 2018

Un mes más tarde, sin Messi, Agüero y Tévez, el Seleccionado se las arregló para dominar el primer tiempo frente a Brasil en el Monumental y se adelantó con gol de Lavezzi, pero en la segunda parte se cayó y Lucas Lima le dio el empate a un desdibujado elenco de Dunga.

Argentina derrota

SEGUIDILLA DE VICTORIAS

Con un presente desalentador, Argentina viajó a Colombia con más dudas que certezas, pero fue allí donde Lucas Biglia le dio el primer triunfo al equipo de un ya criticado Martino.

Embed

Argentina visitaba a su verdugo en la Copa América, Chile, el 24 de marzo de 2016 y las ganas de ganar para tomar confianza se notaron desde un principio. Con actitud, buen juego y la vuelta de Messi, el equipo consiguió remontar un 1 a 0 en contra con goles de Ángel Di María y Gabriel Mercado. El camino triunfal siguió días más tarde con un contundente 2 a 0 sobre Bolivia, en Córdoba. Los goles fueron de Mercado y Messi, de penal.

Las Eliminatorias se reanudaron en septiembre, tras otro traspié en la Copa América Centenario. Ya sin Martino, quien renunció por el caos de AFA y la negativa de los clubes argentinos a ceder jugadores para los Juegos Olímpicos, Edgardo Bauza asumió el control de la Selección y debutó con victoria frente a Uruguay por 1 a 0, con gol de Messi.

CUATRO COTEJOS PARA OLVIDAR

argentina bauza

Con Bauza al mando, Argentina no mostró buen juego y cerró la primera mitad de las eliminatorias con dos empates 2 a 2 frente a Venezuela (goles de Lucas Pratto y Nicolás Otamendi) y Perú (Ramiro Funes Mori y Gonzalo Higuaín).

LEÉ MÁS: Ecuador-Argentina, Eliminatorias: qué resultados clasifican a la Selección

Para colmo, el comienzo de la segunda vuelta fue aún peor: derrota por 1 a 0 ante Paraguay, en Córdoba, y una humillante caída por 3 a 0 contra Brasil en el Mineirao.

LA MEJORÍA ANTES DEL FIN DE CICLO

Criticada la Selección y criticado Bauza, el equipo dio una muestra de carácter y se floreó con un 3 a 0 sobre Colombia en San Juan, cinco días más tarde del encuentro perdido en Brasil. Messi, Pratto y Di María aportaron los goles.

Embed

Ya en marzo de 2017, la Selección volvió al Monumental y venció al Chile de Juan Antonio Pizzi por 1 a 0 con gol de la ‘Pulga’. Sin embargo, cuando todo parecía mejorar, una derrota deslucida por 2 a 0 contra Boliva, en La Paz, puso la clasificación y la continuidad de Bauza en la cuerda floja.

SAMPAOLI Y LOS EMPATES SIN BRILLO

sampaoli.jpg

El cambio de dirigencia en la AFA derivó en cambio de técnico también. Afuera Bauza, adentro Jorge Sampaoli. Los resultados son conocidos: 0 a 0 en un friccionado partido contra Uruguay, donde ninguno quiso arriesgar; Un gol de Marcos Acuña para salvar al elenco nacional del desastre ante Venezuela en el Momnumental y sumar un punto (1 a 1); y un nervioso 0 a 0 en la Bombonera contra Perú el pasado jueves.

SUPER MESSI Y EL DESAHOGO

Embed

Por calidad, historia y pasión, Argentina debía estar en el mundial, pero “en la cancha se ven los pingos” y en Quito todo era un caos a los 40 segundos.

Cuando las cosas estaban más calientes, la 'Pulga' se cargó el equipo al hombro, lo potenció y metió tres goles para asegurar el pase a Rusia 2018.